Vóley masculino: la continuidad de los entrenamientos presenciales.

Con el correr de los meses aquellas actividades que fueron suspendidas por el Covid-19 lentamente vuelven a practicarse, con algunas limitaciones, pero es un gran avance que estén habilitadas el debido protocolo sanitario.

Dejar de entrenar exclusivamente por videollamada y volver al Polideportivo Quinquela Martín fue un gran avance. Si bien comenzaron en el playón externo, hoy realizan los entrenamientos en el interior de las instalaciones. Al club se le aprobó el respectivo protocolo para llevarlo a cabo, sin compartir elementos y con elementos de higiene personal.

El grupo está compuesto por 20 jugadores entre mayores, sub-21 y sub-19. Entrenan en dos grupos por la mañana, los días martes miércoles y viernes. El primer turno comienza en el horario de 09:30 hasta 11:30 horas, momento en el que ingresa el segundo mix finalizando 13:30 horas.

Es demasiado pronto para hablar de disputar amistosos preparatorios. Por el momento los jugadores deben continuar la puesta a punto desde lo físico. Aún no se realiza un entrenamiento con pelota de dos horas. Tampoco se llevó a cabo ejercicios de juego formal, en dónde se enfrenten seis versus seis.

El cuerpo técnico se encarga de que los jugadores entrenen paulatinamente sin exigirlos demasiado evitando lesiones innecesarias, ya que tras el extenso parate es difícil recuperar la brevedad un nivel óptimo en cuanto a lo físico, de hecho comenzaron a aparecer algunas molestias en hombros, espaldas y rodillas pero ninguna de gravedad.

En la mayoría de los deportes se dio la particularidad de que en la vuelta a los entrenamientos algún jugador se diera de baja obligado tras dar positivo de Covid-19. En el caso del plantel de Boca no fue explícitamente así, ya que ningún jugador resultó con cuadro positivo pero si algunos familiares, por lo que 3 miembros del equipo Xeneize estuvieron ausentes entre 7 y 10 días por prevención ya que allegados contrajeron la enfermedad y por una cuestión de prevención se aislaron hasta que les llegó el resultado que demostrara el negativo. Los jugadores aislados fueron Bruno Condina, Lucas Vivas y Ignacio Alcalá.

Gonzalo Orué.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba